La creatividad. El valor de un intangible

La creatividad. El valor de un intangible

[fusion_builder_container hundred_percent=”yes” overflow=”visible”][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”no” center_content=”no” min_height=”none”]

Copyright Sir Ken Robinson.Pensamiento divergente y creatividad

Cuando le preguntaron a Eve y Ted Branson, los padres del fundador del Grupo Virgin, acerca de cómo era su hijo Richard, ellos respondieron: “Digamos que era inusual en la escuela. No sabíamos si era 99% estúpido o 1% excepcional. Nos aferramos a ese 1%”.

Yo no sé qué tanto por ciento de valor asignan en estos momentos los responsables de la creación de una marca a la creatividad, me temo que muy poco y, sin embargo, se trata de una inversión fundamental, esa que marca la diferencia entre pasar desapercibido o ser alguien; la misma diferencia que hay entre ser un estúpido o ser un genio visionario capaz de poner en marcha una agencia de viajes espaciales y que haya quien se apunte. Sin embargo, a diferencia de los padres de Richard Branson, que arriesgaron por esa pequeña esperanza de excepcionalidad que parecía haber en el comportamiento de su hijo, ahora hay poca gente dispuesta a apostar por la creatividad como forma de ser excepcional.

Cuando hablo de creatividad no me refiero a colores, imágenes o mensajes más o menos impactantes, que es lo que normalmente se entiende por creatividad. La creatividad es eso y mucho más, es una estrategia bien definida, un concepto relevante, una acción bien planteada. La creatividad debería estar en todo aquello a lo que se quiera dar un valor añadido.

La creatividad es uno de los valores intangibles de cualquier negocio con éxito, pero convencer de ello a los responsables de las empresas y de la gestión de las marcas se torna cada día que pasa en una tarea más complicada. Casi nadie se atreve a asumir riesgos; copiar, hacer lo que se ha hecho siempre y, en definitiva, dejar de invertir en la marca, parecen la única forma de sobrevivir. Y precisamente eso es lo que no hay que hacer; sólo los que innovan, los que crean y los que arriesgan tendrán un sitio relevante en el escenario futuro.

Estos valores son llamados por los investigadores norteamericanos Johnatan Law y Cohe Kalafut“la ventaja invisible” y “la nueva moneda de la economía” por su gran capacidad de generar oportunidades e impulsar el rendimiento de las empresas. Son intangibles pero son fundamentales. Si están ahí nadie parece notarlos, pero si desaparecen las empresas están abocadas al fracaso.[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. Y no sólo en las empresas! Cuánta razón tienes: es el momento de reinventarse y reinventar nuestro entorno para distinguirnos y mejorar.

  2. De toda la informción que recibo, tpo emials, blogs, etc. el tuyo es uno de lo pocos que leo de cabo a rabo… tus comentarios/relatos son interesantes, breves y simpáticos… también te hacen reflexionar, algo muy bueno en estos tiempos de superficialidades….

  3. Aunque es una lástima que no sea valorado, debemos seguir luchando por conseguir sorprender con nuevas ideas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú