El increíble caso de Bere Casillas

O de cómo pasar de una pequeña sastrería tradicional en declive, a creador de la marca elegancia 2.0, seguida por millones de personas en todo el mundo

La pasada semana asistí a unas conferencias para directivos y emprendedores en la Universidad Camilo José Cela. Entre los ponentes hubo uno cuya experiencia me resultó especialmente interesante y quiero hablaros de él. También es cierto que me ganó su simpatía, su frescura y su espíritu políticamente incorrecto, tengo que reconocerlo.

Se trata del sastre granadino Bere Casillas, un fenómeno en las redes sociales y árbitro de la elegancia masculina, a juzgar por la cantidad de visitas que recibe en su blog elegancia 2.0, su página web, sus perfiles en facebook, tuenti y twitter y, sobre todo, en su canal de vídeos en youtube.

La historia de la reinvención de Bere Casillas comenzó como la de tantos otros, empujado por esta crisis que, si algo bueno está teniendo, es la oportunidad de sacar a la luz muchos talentos escondidos.

En el año 2008 la situación económica puso a su pequeña sastrería en una situación de pérdidas muy importante, mientras su almacén se encontraba repleto de telas para confeccionar trajes a los que ya no daba salida. Según cuenta Bere, gracias a un providencial enfado con su hija por esas cosas del Tuenti, encontró en las redes sociales una forma desde la cual mostrar al mundo sus creaciones y permitir que fueran sus clientes quienes presumieran del resultado de un buen traje confeccionado en su sastrería.

Poco a poco su negocio ha ido creciendo, su facturación se ha incrementado en un 40% a la vez que ha creado una tienda online de complementos, hombresdemoda.com, perfiles para interactuar con sus clientes y seguidores en twitter, facebook, tuenti y un canal en youtube desde donde él personalmente enseña cómo hacerse correctamente el nudo de la corbata, ya sea americano o Windsor, a planchar camisas, a saludar correctamente en un ceremonia o a vestirse para una entrevista de trabajo.

Para mí lo realmente interesante del caso de Bere Casillas no es tanto que haya sido capaz de sacar a flote su negocio en plena crisis, si no que se ha reinventado a sí mismo. Gracias a una plataforma como Internet, se ha permitido mostrar su yo más auténtico, ese capaz de comunicar y conectar con hombres de todo el mundo. Hombres a los que aconseja con humor como mejorar su estilo, como seducir, como vestir con elegancia en cualquier ocasión. Y, a juzgar por su éxito, ha dado en el clavo.

Bere Casillas ya no es un sastre, es un comunicador, un fenómeno de la red cuyo éxito se acrecienta según se encuentra con un público al que satisface unas necesidades; necesidades que, evidentemente, no habían sido cubiertas antes. Y, por si fuera poco, se ha convertido en un conferenciante solicitado en foros empresariales, mientras su fama y su negocio crecen a la par.

Además, prepara proyectos interesantes que podremos ver en breve. Pero eso nos pidió que no lo contásemos todavía, y no seré yo quien lo haga.

Os dejo un enlace a su entrevista en el programa de Buenafuente: http://www.youtube.com/watch?v=Ta9Xnmmbsd0&feature=related

Esta entrada tiene un comentario

  1. Muy interesante, Paloma. Creo que es un buen ejemplo de cómo reinventarse, algo a lo que estamos abocados ante la crítica situación actual laboral. El mensaje es esperanzador, aunque creo que no son muchos los que son capaces de asumir ese riesgo que conlleva una gran dosis de creatividad y espíritu visionario. Al margen de la idea, es una pena que le haya entrevistado Buenafuente; creo que desluce un tanto la entrevista con ese estilo “casual”, desenfadado y de camaradería un tanto cheli muy de moda en los medios de comunicación. Una vez más enhorabuena por tus acertados comentarios.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú