La imagen del empresario en la sociedad española

La imagen del empresario en la sociedad española

[fusion_builder_container hundred_percent=”yes” overflow=”visible”][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”no” center_content=”no” min_height=”none”]

imagen del empresario
Copyright: Forges. El País. 28.02.2012

Qué nefasta es la imagen que se transmite desde la publicidad y desde muchos medios sobre el colectivo de los empresarios españoles. Siempre caricaturizados como personajes cutres, rancios  y prepotentes. Y, si te asomas a las redes sociales, verás que todos esos calificativos y muchos más se vierten a diario sobre quien soportan con sus negocios el tejido productivo del país.

Reflexionando sobre ello, empiezo por reconocer que a lo largo de mi vida profesional yo también me las he tenido que ver en muchas ocasiones con personajes de esa calaña-hasta casi morir en el intento-, como le habrá pasado a muchos, pero eso no me impide apreciar y poner en valor a la mayoría de los empresarios de mi entorno, que son unos cuantos, como personas que merecen como mínimo un reconocimiento por su entrega y su vocación a prueba de todo tipo de desdichas.

En España los empresarios desarrollan su tarea en unas condiciones francamente hostiles: impuestos excesivos, intervencionismo, competencia desleal desde el sector público, falta de crédito y apoyo desde los bancos, morosidad de las Administraciones Públicas -por desgracia, parece que son el principal cliente de las empresas españolas-, mercado en recesión y un altísimo índice de absentismo laboral por parte de los trabajadores, por mencionar sólo algunas cosas. Y, cerrando el círculo maldito, una imagen pública desastrosa y manifiestamente en contra. No está mal para desayunar cada mañana.

Estoy convencida de que muchos de los grandes empresarios que triunfan en otros países -Bill Gates, Steve Jobs, Richard Brandson- por poner algún ejemplo, nunca lo hubieran conseguido de haber tenido que vérselas con el mercado español. Sobrevivir en un entorno como el nuestro es una heroicidad. Y, pese a todo, hay quienes lo consiguen. Será por eso de que el español se crece en la adversidad.

Heroicidades aparte, parece claro que en España los empresarios están necesitados de algo más que un buen lavado de cara y alguna campaña de imagen que les haga un poco de justicia. Lo que realmente hace falta es un cambio profundo en la mentalidad de la sociedad y también, por qué no, en la de los propios empresarios. Para empezar, estos últimos deben ser capaces de aprender a comunicar, compartir sus logros y ejercer un liderazgo social responsable más allá de su entorno  inmediato.

En segundo lugar, y más importante, emprender nuevos caminos. Yo creo que los empresarios tienen que asumir mayores riesgos y la sociedad de aplaudir y facilitar cualquier iniciativa en ese sentido. Hay que encontrar fórmulas que complementen el país de servicios y hostelería que somos, para ser capaces de producir productos competitivos.

Porque emprender un viaje tan incierto sin el apoyo de la sociedad y de los medios -de la Administración ya ni hablamos- se hace francamente complicado.

[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Esta entrada tiene 11 comentarios

  1. Paloma, Paloma. bien por tus reflexiones pero hay una cierta contradicción en ellas: comienzas echando la bronca a la sociedad – y al estado- por no reconocer los méritos de los emprendedores, que los tienen.
    Pero, al final, de todas tus recomendaciones para lograr esos cambios, a esa sociedad solo le pides que los aplauda y les facilite sus iniciativas, mientras que a los sufridos emprendedores les dices que tienen que
    aprender a comunicar, compartir sus logros y ejercer un liderazgo social responsable

  2. POR FIN , UNA REFLEXION RAZONABLE Y RAZONADA.
    DECIA UNA MENTE PRECLARA DE ESTE PAIS, DON JOSE MARIA AGUIRRE, LAS AVES SE ENFADAN CON EL VIENTO PORQUE CON LA FRICCION DEL MISMO LES IMPEDIA IR MAS DEPRISA. Y NO SE DABAN CUENTA QUE ERA PRECISAMENTE EL AIRE LO QUE LES SOSTENIA.
    LO MISMO PASA CON LOS EMPRESARIOS; TODO EL MUNDO VIVE DE ELLOS, DAN EMPLEO, IMPUESTOS, PRESENTE Y FUTURO POR TANTO. ELLOS SON LOS QUE SOSTIENEN ” LA COSA”.
    SI NO HUBIERA EMPRESARIOS NO HABRIA NI ESTADO DEL BIENESTAR NI NADA.
    ENHORABUENA PALOMA.

  3. QUE SE ME HA CORTADO!!
    decía que les pedías mucho más esfuerzo a los empresarios que al resto de la sociedad.
    Estoy de acuerdo en que los empresarios, y no te cuento ya los autónomos, esa raza de alegres suicidas, deberían recibir algo más por parte de todos. Pero eso es una cosa y otra es su mala fama. Esa se la están ganado a pulso con sus representantes (CEOE y subalternos): piden emasiadas facilidades para ellos (y cuando vienen dadas de lujo no mejoran el ambiente y las condiciones para todos). Y yo añadiría que algo que tienen que empezar a plantearse es si quieren ser followers o líderes en campos innovadores. Nos sale un innovador de cada mil.
    Y que muy bien, que un beso, que te o mereces por este blog.

  4. Armando, Armando, tú que me conoces bien deberías saber que yo le echo la bronca a todo el mundo… a la sociedad en primer lugar porque no reconoce el sacrificio y las trabas con las que se enfrentan los empresarios y los emprendedores y porque a través de los medios los ridiculiza constantemente, cuando mejor nos iría si se les facilitara y valorase un poquito su tarea. Y a los empresarios les recomiendo que aprendan a comunicar mejor porque evidentemente algo mal estarán haciendo cuando tienen una imagen tan nefasta. También les pido arriesgarse más, ser más atrevidos, salir del entorno de la hostelería, salir de España, hacerlo mejor, innovar, aprender de los que triunfan…

  5. Gracias, Joaquin. Tienes razón en que de los empresarios depende todo lo demás y parece que estos tiempos convulsos nos hacen olvidarlo.
    Lo que sí es cierto es que necesitan un buen lavado de cara, sobre todo si hablamos de sus organizaciones. Y demostrar que van a estar ahí, ahora que se les necesita tanto.

  6. La cuestion de fondo de este debate es que es demasiado complejo para resumirlo en unas lineas. Desde mi punto de vista hay colectivos de este pais que cuentan con la simpatia o por lo menos con un gran respaldo de los medios de comunicacion de masas como son los sindicatos o ciertas asociaciones juveniles que estan de gran actualidad y que por desgracia le estan haciendo un flaco favor a la imagen de este pais. Y otros, como la patronal, los empresarios y los emprendedores que son los que tienen que sacar a este pais del hoyo en el que esta, una sujeta a la arrogancia y a la explotacion. Esta imagen, que uno creia superada la tan famosa lucha de clases, parece ser que sigue en plena forma. Y es que las cuestiones que planteas estan muy ligadas a cierta imagen trasnochada y demogagica. Una parte de este pais, la autodenominada progresista, sigue anclada en el pasado y es precisamente por ese inmovilismo por lo que se hundio electoralmente. Y es por ese inmovilismo por lo que se esta echando a la calle sin sentido y sin mirar por las consecuencias de ello en el futuro de este pais. Este tiempo que vivimos actualmente requiere altura de miras y de una clase politica a la altura de las circunstancias. Pero la cuestion de fondo es que o damos un paso para adelante en muchos campos o quedaremos instalados para muchas decadas en la decadencia intelectual, politica, economica y social. Esta epoca requiere de reformas politicas y economicas valientes. Y quiza lo mas importante de una politica de comunicacion, hasta ahora inexistente, que haga hincapie tanto en la oportunidad historica que tiene este pais de modernizarse como de vender unas reformas que son por el bien del pais. Lo que no se quiere ver, y es en lo que se deberia de hacer un gran esfuerzo en comunicar, es que de esta crisis nos van a sacar los empresarios y los emprendedores. Y es a ellos a los que tenemos que darles las mayores facilidades y la mayor de las motivaciones. Basta ya de hacer demagogia. Este pais se encuentra en una encrucijada historica y no se lo puede permitir.

    Un cordial saludo Mrs. Smallest

  7. Paloma, un tema de gran importancia y complejo, especialmente en nuestro país. Comparto muchas de tus reflexiones, añadiría un par de ellas. La primera, que hay que empezar por la educación. En España no se educa para ser emprendedor, creativo y arriesgar. Se educa a funcionarios y empleados de grandes corporaciones que son lo más parecido. Ser emprendedor, te dirán en tu casa, es de locos. Y además hay terror al fracaso. Si te sale mal, vas listo! No es de extrañar que habiendo tan poca cultura emprendedora tengan mala prensa. La segunda reflexión sería que es difícil hablar de empresarios en general. Lo es tanto el autónomo que se autoemplea, como el dueño de un bar con dos empleados, como el dueño de una compañía con miles de ellos. Y cabría discutir hasta que punto lo es de alguna forma el accionista que espera ganar dinero con los beneficios de una empresa, aunque no la gestione. Uno de los principales problemas que acaban redundando en la imagen de los empresarios es que no se distingue entre estos distintos tipos. Incluso la legislación tributaria, laboral etc debería distinguir. No se puede esperar que una empresa recién creada por un empresario jovén que no encuentra trabajo pague impuestos como lo hace una multinacional estblecida, y tenga que acogerse a los mismos costes y limitaciones para contratar sus primeros empleados. Durante unos años no se sabe si será viable ¿comó se la puede tratar igual que a una gran Banco, por decir algo? Y sin embargo, volviendo a la imagen, al hablar de empresarios parece que todos están deseando que haya crisis para ponerse a despedir a diestro y siniestro. No dudo que haya algunas empresas grandes que aprovechen lo que no deben. Pero estoy segura de que las pequeñas solo despiden cuando no les queda más remedio. Porque la gente que tienen la tienen porque la necesitan para funcionar. Deberíamos distinguir. En cualquier caso, ya pueden mejorar las condicines para autoemplearse y crear empresas en España, porque a eso nos tenemos que dedicar para salir de esta!! Un abrazo Paloma

  8. Gracias, Anamelia por tu comentario. De este tema realmente hay mucho que hablar, evidentemente, nos va mucho en ello. En este post he generalizado sobre la imagen que se transmite de los empresarios, sin distinguir entre empresario de empresa grande, pequeña o mediana, emprendedor y autónomo, para no complicar demasiado las cosas. Está claro cada uno tiene una problemática distinta, como tú bien matizas. Y te doy la razón en que más nos vale que empecemos a educar a la gente en valorar la posibilidad de ser empresario como algo positivo porque no nos va a quedar otra que crear nuestro propio puesto de trabajo. Un abrazo

  9. Hola Charlie. Gracias por tu comentario. Yo he intentado evitar las connotaciones políticas aunque,evidentemente,subyacen en la mala imagen de los empresarios en España. Lo importante es que hagamos las cosas mejor de lo que se han hecho hasta ahora. Y creo que la comunicación es fundamental para que la gente entienda que detrás de cada empresario no hay un “ogro explotador” deseoso de que se aprobara la nueva ley para despedir a mansalva en su empresa, sino una persona que en muchas ocasiones pone en riesgo su patrimonio para sacar adelante un negocio en un mercado que como digo en el post no da facilidades y sí muchos inconvenientes. Un abrazo. Paloma

  10. Querida Mrs. Smallest: me ha gustado mucho tu post, como en general todos los que escribes. Porque no hace falta coincidir contigo siempre para valorar apreciaciones que son producto de reflexiones meditadas y con bastante sentido común.
    Dicho esto, paso a hacerte algunas observaciones. Creo como tú que hay cierta publicidad de ofrece una imagen intencionadamente mala de los empresarios españoles. Resulta evidente que determinados sectores políticos y sociales buscan el descrédito de este colectivo en favor de las protestas de los asalariados, aun cuando muchos de éstos no dejan de ser meros instigadores de crecientes disturbios callejeros. Sin embargo, por fortuna también se oyen voces -bien es cierto que con mayor timidez- en defensa de los empresarios que deben hacer frente a situaciones prácticamente insostenibles.
    Comparto contigo la irritación que te produce oír las críticas denostadas hacia este colectivo, pero insisto, basta conocer la fuente de información para saber de qué pie cojean.
    Una gran parte de nuestros empresarios merece todo mi reconocimiento por su esfuerzo y laboriosidad, considerando como apuntas que frecuentemente han salido adelante en condiciones verdaderamente hostiles, con imposiciones tributarias notables y presiones sindicales de gran calado.
    Dices que este colectivo debe ser capaz de aprender a comunicar y compartir sus logros más allá de su entorno laboral inmediato, ejerciendo un liderazgo responsable. Creo que son bonitas palabras cargadas de idealismo, pero la propia idiosincrasia de los españoles me hace recelar de la puesta en práctica de esta actitud.
    Coincido contigo en que los empresarios españoles deberían emprender nuevos caminos, aunque reconozco que la situación actual ahuyenta cualquier tipo de iniciativa por genial que sea, de forma que la idea brillante se convierte en lunática por irrealizable.
    Lo que es evidente es que se deben apoyar las iniciativas geniales, soporte indispensable para una recuperación económica.
    Un fuerte abrazo y enhorabuena de nuevo por tu post.

  11. Gracias, Soledad. No sé si estoy a la altura de los comentarios tan profundos que me habéis enviado todos, los más partidarios y los menos. Yo creo que la mala imagen de los empresarios viene de mucho antes y no es fruto de estos momentos convulsos que estamos viviendo, sino que,como tú dices, es parte de la idiosincrasia de los españoles, y se trata de algo que debemos superar de manera urgente.
    Sin embargo, mi recomendación de que como colectivo se plantee de manera prioritaria una estrategia de comunicación no creo que deba quedarse sólo en bonitas palabras. Creo que se trata de una tarea urgente y prioritaria si no queremos que esta dinámica se mantenga eternamente y el tejido económico del país se debilite cada día más y de manera irreversible. Un abrazo y gracias, otra vez por tus aportaciones en mi blog. Paloma

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú