Comer con un amigo y arreglar el mundo (aunque sólo sea el de la nueva comunicación.)

Lo importante, lo verdaderamente fundamental, sigue siendo lo de siempre: buscar la excelencia, no conformarse, provocar, seducir, conectar y fidelizar con nuevas y buenas ideas. ¿Cuándo no ha sido así?