Una serie de catastófricas desdichas

Me refiero a las de la publicidad. Al negocio de la publicidad en España, ese que está tan tocado que ya sólo le vale una terapia de choque para reaccionar, un revulsivo de esos que o te remata o te devuelve a la vida fuerte como un roble e inmune a catástrofes venideras. En el fondo [...]